The Bends-Radiohead (1995)

Mejor canción del disco: Fake Platic Trees

Lo mejor del disco: Todo

Lo sorprendente: Un disco no necesita ser el Dark Side of the Moon para ser simplemente excelente.

  1. Planet Telex 8,5
  2. The Bends 9
  3. High and Dry 9,5
  4. Fake Plastic Trees 10
  5. Bones 9
  6. (Nice Dream) 8,5
  7. Just 9,5
  8. My Iron Lung 9
  9. Bullet Proof… I Wish I Was 9,5
  10. Black Star 9,5
  11. Sulk 9
  12. Street Spirit (Fade Out) 10

Puntaje del disco: 10

Existen discos que no necesitan ser innovadores, experimentales ni revolucionarios para convertirse en leyendas, y este disco es uno de ellos. The Bends fue publicado en 1995, luego de un intrascendente Pablo Honey y vino a constituirse en uno de los mejores trabajos de los años 90.

El disco empieza con una canción que como todo el disco está bien hecha: Planet Telex. Seguimos por el camino con The Bends un rocker fascinante al mejor estilo noventero. Pero es ahora cuando el disco empieza a convertirse en algo más que un trabajo para escuchar en el auto. High and Dry es una canción preciosa, una de esas que probablemente le fascinen a Chris Martin por su melodía precisa y sus falsetes.

Fake Plastic Trees es de lejos la mejor canción del disco y una candidata a mejor canción de Radiohead: demoledora, desgarradora, deprimente pero hermosa, con una de las mejores letras de este quinteto británico. La tristeza es perfección. Bones es una canción efectiva como corte del tema anterior y precede a la dulzura de Nice Dream, y es en estos temas donde vemos que los integrantes de Radiohead además de ser unos genios para hacer canciones bizarras y experimentales también lo son para hacer excelentes melodías con los mismos recursos con los que cuentan todas las bandas: guitarra, bajo y batería.

Just es una canción que cualquier grupo cañero desearía hacer, Jonny Greenwood nos demuestra de nuevo su gran técnica con la guitarra, y los que disfruten del espectáculo visual también deberían darse una pasada por youtube y el video de esta canción. My Iron Lung me recuerda un poco a las canciones de The Smashing Pumpkins, con esas guitarras independientes. Bullet Proof es una canción de belleza indescriptible, Thom Yorke y compañía también fabrican atmósferas mucho mejor que otro grupo contemporáneo.

Black Star es una canción de esas que a pesar de tener un tono rockero te provocan deseos de ponerte a llorar. La voz de Yorke encaja perfectamente con la melodía de la canción. De nuevo, ya quisieran los muchachos de Coldplay y Keane que sus canciones de melodías simples sonaran como esto. Sulk es una canción simple, simple pero en ningún momento mala.

Y como un disco bueno rara vez cierra mal, esta no es la excepción. Street Spirit parece un canto a la muerte, estremecedora, capaz de retorcerte el corazón. Y si esto no es una melodía casi perfecta, entonces yo no sé que lo es.

The Bends no es experimental, revolucionario, no es Ok Computer, pero a quien le importa, si tienen la capacidad de crear estas melodías, estas atmósferas que no salen de tu mente después de escuchar el disco. Una joya que no merece que fanáticos de Radiohead aparecidos a última hora la desprestigien, admirando más a Amnesiac o In Rainbows que a pesar de ser muy buenos nunca podrán igualar lo que es tocar la perfección.