Pixies-Doolitle (1989)

Puntaje del disco: 10

  1. Debaser 10
  2. Tame 8,5
  3. Wave of Mutilation 9
  4. I Bleed 9
  5. Here Comes Your Man 10
  6. Dead 8
  7. Monkey Gone to Heaven 10
  8. Mr. Grieves 9
  9. Crackity Jones 8
  10. La La Love You 9
  11. No. 13 Baby 8,5
  12. There Goes My Gun 8,5
  13. Hey 9,5
  14. Silver 8,5
  15. Gouge Away 9,5

¿Qué decir sobre uno de los discos más influyentes de la historia de la música? Pues que no sólo es influyente sino increíblemente sólido, candidato firme a estar en cualquier lista de mejores discos de la historia. Este no es, A Night at the Opera de Queen que a pesar de ser muy influyente no es un disco imprescindible,  ni el mejor disco que haya existido, sea dicho de paso.

Los Pixies son los padres del Grunge, sus inspiradores, así como de casi todo el rock alternativo de los años 90. La mayor influencia de Nirvana y su Smells Like Teen Spirit. Alabados por la crítica y despreciados por el público del momento, ni siquiera algunos fans de Nirvana conocen a los Pixies.

El disco abre con Debaser una canción que es toda una declaración de intenciones, agresiva y melódica. Con una producción bastante limpia. Y más allá de estas consideraciones técnicas, una genialidad que provoca emociones y ganas de gritar junto a los Pixies: Debaser, debaser. Escasos tres minutos, y aún con ello una de las canciones más largas del disco. La continuación es perfecta, Tame trae esa misma ira descontrolada, bueno, más descontrolada. Los suspiros de Kim Deal le dan a estas dos canciones esa desesperación que desean transmitir.

Y llega Wave of Mutilation y uno se pregunta en qué momento los Pixies le cambiaron a uno el rollo, un estribillo atrapante y una hermosa melodía combinada con una letra más bien espeluznante. I bleed, I bleed, y es que es imposible resistirse a cantar el estribillo de la siguiente canción. Dos canciones magníficas que sirven como punto de conexión entre la brutalidad inical y la suavidad de la siguiente canción: una joya.

Here Comes Your Man es una canción grandísima, no hay nada de furia, es una canción dulzona, pero que bien hecha que está. Fue uno de los singles de la banda, elegida como una de las canciones de 1989 por los críticos de la época, para luego botarla en un baúl. A mí sin embargo, me sigue pareciendo uno de los puntos más altos de los Pixies.

Dead no es para nada una mala canción y aún así es con mucho una de los puntos más bajos del disco. Monkey Gone to Heaven es el himno indie por excelencia, la mejor canción de los Pixies y toda una genialidad, casi nunca pongo tres diez en un mismo disco, pero es que me parecía completamente injusto quitárselo a alguna de las tres joyas del disco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: